¿Conoces a la niña Diosa viviente?

Se llama Kumari, y en idioma sánscrito significa niña inocente y pura. Y para los nepalese significa niña virgen.

La tradición de Kumari, tienen unos 700 años de vida. Y existen en #Nepal, varias niñas Diosa vivientes. Pero la más importante se halla en #Katmandú. Mas precisamente en el centro de la ciudad, y habita en el palacio Kumari Ghar. La última niña Diosa elegida, fue en el año 2017.

¿Habías escuchado sobre Kumari?. Posiblemente si viajaste a #Nepal, si. Caso contrario, hoy te comentaremos como conocimos la historia de esta niña Diosa viviente.

Comenzaré diciendo, que en un principio cuando conocí esta historia, me pareció algo triste. Y pense pobre niña, esta sometida y a merced de una religión que la priva de recorrer su infancia de modo normal. Y de estar con sus padres. Pensé en mis hijas!!!.

Mi nombre es Martín y en septiembre del 2018, tuve la posibilidad con un grupo de #turistas, ir a la #India. Y como estábamos cerca, aprovechamos a conocer #Nepal. Si bien esta era mi segunda visita a la #India, no habíamos pensado en conocer #Nepal.

Unos amigos nuestros que habían estado ya muchas veces por estos lugares, nos habían comentado algo de este extraño y exótico país.

Después de haber recorrido el triángulo Dorado en #India y con unos días extras en Delhi, el guía nos recomendó realizar un vuelo por el Himalaya. Pero nos dijo, que seria bueno que pudiéramos estar algunos días en Katmandú. Para recorrer su ciudad, que está reconocida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

#Nepal es un país que se encuentra en el sur de Asia, ubicados entre el sur de #India, norte de #China y el #Tibet. #Nepal se encuentra en la región del #Himalaya. Su capital es #Katmandú. Y su moneda la Rupia Nepalí.

Más del 80% de la población profesan la religión Hindú. Y utilizan un calendario solar para realizar sus actividades. Su población es de mas de 28 millones de persona.

Nepal es conocida también, por tener la Estupa Budista más grande del Mundo. Donde la mismas es visitada por miles de turistas al año. Y es el lugar de oración para los budistas que habitan en la cercanías. Cuando uno llega al lugar comienza a escuchar un cantico u oración que se repite. Esta canto, es entonado por los monjes que habitan en el lugar. Y tanto los turistas como los religiosos dan vueltas entorno a este monumento, orando y pidiendo. Mientras realizan esta procesión alrededor del la estupa, en la base hay unos cilindros giratorios que las personas, a medida que van dando vueltas tocan con sus manos. Estos cilindros religiosos tiene escrituras en sánscrito que, según dicen, reemplaza a la oración oral al hacerlos girar.

Para llegar a la Estupa Budista, la misma se encuentra a pocos kilómetros del centro de Katmandú. El mismo se encuentra en una colina conocida como el templo de los monos. Ya que esta colina esta llena de monos.

Mientras uno asciende por los 365 escalones, se va cruzando con decenas de estos animales, hasta llegar a la Estupa Budista.

A tener cuidado con los monos, porque te roban o te quitan todo. Y más, si es comida o botellas de agua.

Una vez arriba, se encuentran varias estupas Hinduistas y Budistas. Los aromas a velas, aceites, excremento de palomas y otros son parte del paisaje.

Cientos de personas se encuentran en este lugar. Las construcciones son otra cosa muy llamativa. Por sus formas, colores y antigüedad.

Como siempre digo, una cosa es contarlo. Y otra es poder estar, vivenciar esta mezcla de sensaciones visuales, olfativas, táctiles y espirituales.

Pero volvamos al tema en cuestión; la niña Diosa viviente!!!

Ya contamos que hay varias Kumaris, pero la mas importante vive en el Palacio Kumari Ghar. Para ser elegida la niña debe pasar por varias pruebas. Y la edad para ser aceptada para realizar las pruebas, es entre 3 a 5 años. Las niñas que califican son anotados por su padres quienes serán reconocidos por la sociedad. Dándoles a la familia un cierto estatus y beneficios economicos.

A medida que realizan distintas pruebas, van quedando las niñas mas aptas para llegar al trono.

No sabemos como son todas la pruebas, pero la última consiste en sentar a la niña en el centro del patio del Palacio Kumari Ghar. Rodeada de cabezas de ganado cortadas, en la noche, iluminadas por velas. Si la niña no llora, habrá pasado la prueba y será la próxima Kumari.

Parte de tener el privilegio de ser la Kumari, es estar viviendo sin sus padres en el Palacio Kumari Ghar. Los padres pueden ver a la niña, una vez al mes. Y Kumari no puede salir sin autorización del palacio. Solo lo hace para las fiestas religiosas.

En las excursiones al palacio Kumari, cuando se realizan las visitas, los guías nos cuentan la historia de esta niña. Y nos dicen que quizás, al visitar el lugar, tengamos la suerte de ver por la ventana a la niña Diosa.

Para finalizar, hay que contar también, que su reinado tiene un tiempo, y es hasta que la misma tenga un corte y pierda cierta cantidad de sangre, o tenga su primer menstruación. Ahí, según los Nepalíes, ya no será pura la niña. Y una vez que eso sucede, comenzara otra vez el proceso de selección.

Espero que les haya gustado!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s